The English Workshop

¡Cómo Ser Experto Marinero del Inglés!

¡Cómo Ser Experto Marinero del Inglés!

En el blog anterior exploramos el problema de no tener metas y objetivos específicos para aprender inglés comparando al alumno a un navegante en un mar impredecible. Muchos alumnos embarcan en su aprendizaje del inglés sin tener una idea clara sobre por qué lo están haciendo. Estas razones suelen ser algo vagas y poco definidas: hacer “algo” durante la tarde, es lo que hacen los amigos o los compañeros de colegio, que es “importante”, lo hace todo el mundo, me lo exigen mis padres, etc.

Esto significa no comprender lo que es la travesía de aprender inglés. Sin rumbo después llega la decepción por no “saber inglés”.

Exploremos las palabras “meta” y “objetivo” en más profundidad porque aunque las utilizamos de forma intercambiable sus significados son distintos. Lo importante es que entenderlas mejor nos puede llevar de forma eficiente desde nuestro presente a nuestro futuro. Un problema común es ver a alumnos que tienen una meta ambiciosa pero no bien definida y sin objetivos específicos a alcanzar. Si la meta está mal definida los objetivos que descuelgan de ella también lo son.

Ejemplos de metas mal definidas:

  • “Quiero aprender inglés.” – ¿Para qué? ¿Para cuándo? ¿Cómo vas a saber que sabes? ¿Cómo vas a saber que instituciones y empresas saben que sabes?
  • “Solamente quiero hablar inglés.” ¿Crees que es posible solamente hablar inglés? ¿A qué nivel? ¿Sobre qué vas a hablar y con quién?
  • “Solamente quiero que mi hijo apruebe el inglés de este curso.” ¿Qué pasa con el curso siguiente? ¿Aprobar este curso será suficiente para sus ambiciones futuras?
  • “Quiero que mi hijo acceda a un instituto bilingüe de inglés.” ¿Conoces qué nivel deberá acreditar?
  • “Lo que necesito es vocabulario en inglés.” ¿Qué vocabulario? ¿Para hacer llamadas telefónicas, elaborar informes de empresa, contestar emails, enviar WhatsApp?

Definamos Meta y Objetivo y veamos ejemplos:

Meta

Una meta es algo que se quiere lograr, normalmente a largo plazo, que supone un cambio importante en la vida de una persona (acceder a estudios universitarios, un trabajo deseado o alguna actividad que tenga un valor especial para uno como viajar, ocio, conocer otras culturas, etc.). Normalmente influyen creencias o sentimientos personales que nos proyectan a donde queremos estar en algún momento en el futuro.

Alcanzar la meta suele avanzar de forma general y a menudo hay varias o muchas formas de alcanzar la meta. Y, aunque la meta suele determinar cuáles son los objetivos, con bastante frecuencia la información sobre a consecución de los objetivos puede modificar la meta. Un cambio de meta, porque han cambiado las creencias o sentimientos personales, puede eliminar objetivos y/o crear objetivos nuevos.

Objetivo

Sailor Using Sextant – Navigating Your English CC0 Public Domain

Un objetivo es un resultado concreto a alcanzar en un tiempo específico con unos recursos determinados. Suele estar basado en evidencia y hechos tangibles. A diferencia de la meta no suele ser influido por creencias o sentimientos personales sino suelen ser más ¡posiciones tácticas en la guerra por conseguir la victoria!

Los objetivos son hitos que te llevan gradualmente a tu meta final – una serie de pasos más pequeños en tu camino. Cada paso (objetivo) suele ser relativamente corto en tiempo y de menor esfuerzo cuando se compara con la meta. Típicamente un objetivo proviene del anterior y va encadenado al siguiente acercándonos poco a poco a nuestra meta. En cambio, a veces pueden ser relativamente independientes y se pueden ir coleccionando casi sin orden.

Queda claro cuando se alcanza un objetivo porque es específico, medible y comprobable.

La información sobre la consecución de los objetivos puede modificar la meta para que sea más realista.

Veamos algunos ejemplos según edades. Evidentemente hay infinitas variantes y lo más importante es que sea la apropiada para cada uno.

EJEMPLOMETAOBJETIVOS
Ejemplo de Meta para niñ@ joven (5-12 años): “Quiero que mi hij@ aprenda inglés, disfrute haciéndolo y que vaya a un colegio / instituto bilingüe en el futuro”.Posibles Objetivos:

 ·         Valorar cuanto disfruta tu hij@ en inglés en el colegio, viendo películas animadas, cantando canciones, jugando. Esto puede ser bien a través de verle interactuar, por entrevistas con su profesor, valorando como interactúa con otros niños que hablan inglés cuando se está de vacaciones, etc. Hacer esto al menos una vez al año.

·         Ponerle dibujos animados, películas y series infantiles en inglés una vez a la semana.

·         Mostrar que, como padre/madre, le das valor a conocer el inglés a través de tus comentarios y tu interés de forma periódica.

·         Acompañarle y orientarle cuando hace los deberes de inglés. Preguntarle no solo por sus notas pero por como disfruta en clase.

·         Hablarle sobre curiosidades y cosas interesantes de culturas angloparlantes si viene a cuento.

·         Buscar oportunidades en tu entorno personal y familiar para que tenga más contacto con el inglés tanto durante el curso escolar como en vacaciones.

·         Apuntarle a un campamento de inglés durante el verano.

·         Leer libros y aprender canciones en inglés al menos una vez cada curso.

·         Presentarle periódicamente a exámenes específicos para jóvenes como Young Learners de Cambridge o Trinity College según su edad.

·         Explicarle a tu hijo lo que son los distintos niveles y por qué importan – de una forma sencilla que pueda entender.

·         Apuntarle a clases de inglés en un centro especializado para niños. Hacer un seguimiento de su evolución durante el curso (ver los comentarios del profesor y/o hablar con su profesor) y animarle.

·         Averiguar qué nivel tiene en la escala MCER (A1, A2, B1), si tiene edad suficiente.

·         Valorado lo anterior – Preguntarte a ti mismo cuanto tiempo y esfuerzo estas dispuesto a invertir en alcanzar tu meta. ¿Siendo realista – es suficiente?

Ejemplo de Meta para un Adolescente o Adulto Joven:“Quiero certificar un nivel B2 en inglés al completar el instituto / a finales de este curso / a finales de curso que viene (porque es una exigencia para participar en un ERASMUS, es una exigencia para poder acabar la carrera, lo necesito para mi currículo, etc.) – pero no sé qué nivel tengo actualmente. Mi meta inmediata (3-5 años) es conseguir mi titulación universitaria y después ejercerla”Posibles Objetivos:
·         Hacer una prueba de nivel inicial para conocer qué nivel de inglés tienes (preferentemente dividido por las destrezas de Reading, Grammar, Writing, Listening y Speaking) y si es razonable poder aspirar a esta meta en el tiempo disponible. Consultar con tus padres, amigos, profesores y conocidos para conocer su opinión sobre tus aspiraciones.·         Valorado lo anterior – Preguntarte a ti mismo cuanto tiempo y esfuerzo estas dispuesto a invertir en alcanzar tu meta. ¿Siendo realista – es suficiente?·         Apuntarte a un curso de inglés adecuado para tu nivel, (por ejemplo nivel B2 “Upper Intermediate”).·         ¡Asistir a clase! Parece una tontería, pero ¡si no asistes es mucho más difícil progresar!·         Participar activamente en clase, aportar a la clase de forma dinámica, tomar nota de errores personales y revisarlos semanalmente. Aunque seas tímido.

·         Revisar tus métodos de estudio y ponerlos al día para el aprendizaje de un idioma, en este caso inglés. Es decir, tomar apuntes, conocer algo sobre la terminología de gramática de inglés, algo sobre la fonética.

·         Monitorizar tus resultados de examen, revisarlos y conocer tus errores más importantes y frecuentes.

·         Hacer exámenes de práctica para el examen en cuestión (Cambridge First Certificate??), corregirlos, analizarlos y enfocar el esfuerzo en las áreas de peor puntuación de forma periódica.

·         Asegurarte de tener un tiempo suficiente, diariamente/semanalmente/mensualmente, para hacer trabajo fuera de clase (repasar apuntes, plataforma digital o similar) y monitorizar los resultados de los mismos.

·         Repetir y corregir los objetivos anteriores si no se han alcanzado – siempre estableciendo una fecha concreta para su finalización.

·         Averiguar que examen y nivel específico requieres.

·         Dependiendo de las fechas del examen y el nivel alcanzado y la valoración del profesor inscribirse para hacer el examen.

·         Pensar en e inventarte otros objetivos ¡que se amoldan mejor a tu forma de aprender y a tu meta personal de aprender inglés que los anteriores!

Ejemplo de Posible Meta para Adulto:“Quiero tener un nivel suficiente de inglés para mi trabajo (actual o futuro). Soy o quiero ser camarero, azafata de vuelo, piloto, ingeniero. Mis oportunidades de trabajo están en el extranjero (Alemania, etc.)”.Objetivos:
·         Haz una prueba de nivel inicial para conocer qué nivel tienes en inglés actualmente (preferentemente dividido por las destrezas de Reading, Grammar, Writing, Listening y Speaking).·         Pregunta y asesórate que nivel y tipo de inglés puede ser el que más idóneo para ti profesionalmente. ¿Es inglés para un uso profesional específico? ¿Se exige una certificación específica (para la policía o fuerzas armadas)?·         Determinar qué destrezas específicas deberás tener para tu puesto actual o futuro.·         Valorado lo anterior – Preguntarte a ti mismo cuanto tiempo y esfuerzo estas dispuesto a invertir en alcanzar tu meta. ¿Siendo realista – es suficiente? ¿Es razonable poder aspirar a tu meta en el tiempo que tienes disponible?·         Apuntarte a un curso de inglés que sea coherente con tu nivel actual.·         ¡Asistir a clase!·         Participar activamente en clase, aportar a la clase de forma dinámica., tomar nota de errores personales.

·         Hacer exámenes de práctica de forma periódica, corregirlos, analizarlos y enfocar el esfuerzo en las áreas de peor puntuación.

·         Buscar formas de practicar inglés fuera de clase: lectura, aplicaciones en el móvil, ver películas y series en versión original, aprender canciones, etc.

·         Asegurarse de tener un tiempo suficiente para hacer trabajo fuera de clase (repasar apuntes, plataforma digital o similar) y monitorizar los resultados de los mismos.

·         Repetir y corregir lo anterior si no se está alcanzando los objetivos.

·         Crear nuevos objetivos ¡que se amoldan mejor a tus gustos, tu forma de aprender y a tu meta personal de aprender inglés!

Observaciones

Es importante visualizar cuál es tu meta, cuáles son los objetivos que descuelgan de ella y hacerte dueño de ellos. ¿Cuál debería ser tu meta y cuales tus objetivos al aprender inglés? Como hemos visto estarán marcados por las exigencias de las actividades que desarrollarás en las actividades, instituciones y organizaciones por donde anticipas y/o quieras participar en tu futuro.

QUIEN MEJOR QUE TÚ MISMO PARA PREGUNTARTE – ¿CUÁL ES MI META AL APRENDER INGLÉS Y CUÁLES VAN A SER MIS OBJETIVOS? Siempre puedes pedir consejos e información a los que te rodean, a tus profesores, consultar a las instituciones y empresas donde piensas que puedes participar. Pero independientemente de todo lo que te digan, oigas y leas RECUERDA QUE TÚ ELIGES TU META Y OBJETIVOS – NADIE MÁS. Asegúrate que tu meta realmente es el TUYO – no el de otra persona. Puede, pero no tiene que, estar marcado por certificaciones de nivel. Puede ser aprobar inglés en el instituto, entender las canciones en inglés de Lady Gaga o Miley Cyrus, ligar en la playa de Benidorm, disfrutar más cuando estás de vacaciones en Honolulu, entender las revistas que recibes sobre tu hobby de aeromodelismo, y un larguísimo etc. ¡TU META Y TUS OBJETIVOS!

Tu meta dependerá de la institución/país/organización donde quieras participar. Si quieres emigrar a un país de habla inglesa, Australia quizás, típicamente te exigirán un nivel A2, un instituto bilingüe en la provincia de Madrid puede exigirte un nivel B1, una titulación universitaria en la Comunidad de Madrid un nivel B1 o B2, acceder a un puesto de relevancia en una empresa internacional o un master especializado en España un nivel C1. Un nivel C2 significa que tienes un nivel de inglés apto para cursar estudios en una universidad angloparlante (en el Reino Unido o EE.UU. por ejemplo) – es decir el equivalente al de un nativo universitario. No subestimes el valor de una certificación de nivel de inglés – es un esfuerzo relativamente pequeño ahora que viajará contigo a lo largo de tu vida, alrededor del planeta.

Además, tener compromiso con tu meta y tus objetivos significará que te servirán de guía en momentos de desánimo por algún contratiempo, que a todos nos llegan, porque te ayudará visualizar donde quieres llegar en tu futuro.

Lo más importante es establecer tu meta y tus objetivos – ¡y mejor por escrito! Merece la pena la pequeña inversión de tiempo de revisarlos periódicamente (cada trimestre y curso) y valorar objetivamente si los estás alcanzando.

LISTA DE COMPROBACIÓN PARA NAVEGANTES DE INGLÉS QUE QUIEREN LLEGAR A SU DESTINO:

  1. DEFINE CUAL ES TU DESTINO/META DE INGLÉS (lo mejor y con todo el detalle que puedas – siempre puedes cambiarlo).
    1. Elige algo que es importante o va ser importante para ti.
    2. Ponte un límite de tiempo para conseguirlo. Sé lo más específico Y REALISTA posible.
    3. ¡HAZLO TUYO! Escríbelo, díselo a alguien que te importa, asegúrate que tu profesor lo conozca, asúmelo e interiorízalo.
    4. Revísalo periódicamente y si hace falta, ¡cámbialo!

 

  1. DEFINE TUS OBJETIVOS PARA CONSEGUIR TU META EN INGLÉS
    1. Sé lo más específico posible – incluye siempre un límite de tiempo los más específico posible. ¡HAZLOS TUYOS! Escríbelos, díselos a alguien que te importa, asúmelos.
    2. Sé creativo y márcate objetivos divertidos y motivadores.
    3. Infórmate sobre tu nivel actual y el nivel que vas a necesitar en tú futuro. Pide consejos a expertos, profesores, amigos y conocidos. Busca información en instituciones, en internet, etc.
    4. Ubícate periódicamente sobre dónde estás en tu trayecto (aprende a usar la brújula, las cartas y el sextante del inglés). ¿Cuáles han sido tus resultados de examen? ¿Has hecho exámenes de práctica? ¿Tienes las destrezas que esperabas? ¿Están contentos tus profesores con tu progreso? ¿Qué nivel tienes ahora? ¿Cómo lo sabes?
    5. Si crees, o te informan, que estas naufragando, a la deriva o perdido ¡empieza otra vez por el punto uno!
    6. Si estás cansado y agotado ve a puerto seguro y prosigue la travesía cuando tengas más energía y provisiones.
    7. Celebra los objetivos que consigues. ¡Hay que mantener los ánimos!
    8. Revisa tus objetivos periódicamente y si hace falta, ¡cámbialos!
    9. Sopesa la posibilidad de cambiar tu meta por otro más realista.

¡BUENA SUERTE ALUMNOS Y NAVEGANTES DE INGLÉS!

Paul Wayne Morse: Director de The English Workshop, S.L. desde 1987 en Arganda del Rey, Madrid. BA 1981 por Washington University in St. Louis, USA. Dip. RSA 1998 por la Universidad de Cambridge, Reino Unido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies